miércoles, 10 de julio de 2013

Poniendo luces en la cuestión de la coalición. Mi visión como frenteamplista.

Nota aclaratoria previa: los criterios que se emiten son de orden estrictamente personal y no son la posición oficial del Frente Amplio.

Sucedió lo que era presumible. La semana pasada, el día 2 de julio, el Partido Acción Ciudadana (PAC) presentó a consideración del Frente Amplio (FA) un documento, emanado de su Comisión Política, que pretende dar una bases para la negociación de una coalición. Este documento se le presentó, además del Frente Amplio, a Coalición Viva (CV), Patria Nueva (PN y Alianza Patriótica (AP).

El Frente Amplio se compromete a estudiarlo y responder. Honrando ese compromiso, se discutió en la sesión del Comité Ejecutivo Nacional (ampliado) el día viernes 5 de julio y se redacta una respuesta al respecto. Se le envía a Olivier Pérez, presidente del PAC.

Desde ese día se han suscitado en las redes sociales, con algún efecto de resonancia en algunos medios de comunicación, una serie de mensajes que en lo fundamental se han decantado por dos vías: por un lado un grupo de personas que se manifiestan satisfechas porque el FA no ha entrado en las negociaciones con el PAC y por otro, sobre todo desde la otra parte del intercambio epistolar señalado, en que se acusa al FA de oportunismo, miopía política y (lo más grave para la militancia del FA) de actitudes antipatrióticas. Vaya, que han juzgado y condenado al FA por alta traición.

A mi modo de ver, ninguna de las dos formas de abordar la cuestión tienen una base objetiva, o al menos, dejan patente razones más de orden subjetivo que objetivos. Si bien es cierto en los hechos sociales ambos elementos tienen un peso en su conformación, no podemos dejar de lado unos y privilegiar otros. Es por ello que trataré de exponer lo que considero no se ha dicho en todo este proceso y con ello tratar de brindar elementos para que cada quien (al menos quienes se lean este túnel), forme su propia opinión y comprenda las razones del FA, según su punto de vista.

Para explicar la forma en que presento mis puntos de vista, escogí algunas ideas extraídas de comentarios que se publicaron, sobre todo, en Facebook. También se incluirán, cuando sea pertinente, extractos de la nota que se le envío al presidente del PAC [1]. Lamentablemente, no he podido ubicar en línea el documento que nos entregó este partido, desconociendo las razones de este proceder, máxime que ponen en duda mucho de su discurso de transparencia. [2]

La cuestión de las papeletas legislativas

En el documento entregado por el PAC plantea que:

“2. La forma de elección de Diputaciones: Presentar una lista única de candidaturas a las diputaciones en cada una de las 7 provincias. Para conformar estas listas habrá una negociación de los puestos que ocuparán los partidos políticos coaligados. Cada partido definirá las nominaciones. Las personas propuestas podrán ser vetadas si existieran cuestionamientos asociados a: a) su historia de vida b) el incumplimiento de las normas éticas acordadas y c) la negativa al acatamiento de los principios y orientaciones que dan base al presente pacto de coalición.” (pág. 10)

Como se puede ver claramente, para el PAC es un acuerdo básico necesario (según se desprende del título del documento) que la coalición debe ser no solamente para la presidencia, sino también para las candidaturas legislativas. Empecemos por decir que para el FA esta postura presenta dos dificultades. Las primeras son de orden político, dado que siempre que participamos en reuniones y encuentros que buscaban explorar la existencia de condiciones reales para un acuerdo de coalición, se había manifestado nuestra posición de que estábamos dispuestos siempre y cuando fuera una coalición solamente para la presidencia.

Las razones para ello son sencillas. Es necesario garantizar una cierta autonomía de orden político para los partidos participantes. Y hablo de autonomía política porque desde el punto de vista legal, cualquier coalición se extingue a las 24 horas del día 2 de febrero del 2014. Es una manera de garantizar que en cuestiones en las que existan contradicciones. El PAC conocía esta condicionante para que nos integráramos. También la conocía CV, habiéndosele manifestado desde setiembre del año pasado a Mariano Figueres en una reunión que sostuvo el CEN(a) con él. Y él mismo se comprometió a defender esta posición, como efectivamente lo hizo... hasta el 2 de julio.

A esta “acuerdo básico necesario”, el FA responde:

“-No podemos estar de acuerdo con “una lista única de candidaturas a las diputaciones en
cada una de las 7 provincias”. En primer lugar porque el Frente Amplio, según un acuerdo político interno, ha promovido que la coalición sea únicamente para la papeleta presidencial según consideraciones conocidas desde el proceso electoral anterior.”

Si este párrafo no es coherente con lo que desde hace ya casi 3 años venimos planteando, y
José Merino ya había planteado la posición del
Frente Amplio de buscar una coalición sólo pa-
ra la presidencia y hemos mantenido esa postura.
que es de amplio conocimiento, ¿entonces qué?

Por otro lado existe una limitante de orden legal y estatutario. Las candidaturas a la Asamblea Legislativa deben elegirse, en el FA, por parte de las Asambleas Provinciales. Estos acuerdos deben ser ratificados por la Asamblea Nacional por imperativo legal. Pero hay otro imperativo que para el FA es fundamental: el imperativo democrático.

Si desde un inicio se le delegó a las provincias que eligan sus candidaturas se hizo porque con ello se pretende respetar las bases mismas del partido. Es una manera de que las personas más comprometidas y luchadoras puedan acceder a las candidaturas, sin interferencias centrales. Este imperativo llega al extremo de que la persona que ocupe la candidatura presidencial no pueda designara ninguna candidatura a dedo, cosa que por cierto no existe en el PAC.

Desde hace ya bastante tiempo hemos concluido este proceso, precisamente, porque nadie había rechazado nuestra posición sobre candidaturas coaligadas. Echar atrás este proceso sólo se puede dar por dos vías: que la Asamablea Nacional no ratifique ninguna candidatura o que cada Asamblea Provincial esté de acuerdo con que no se inscriban aquellas personas democráticamente electas en cada una. Porque además de contar con el respaldo de la legalidad, estas 57 personas cuentan con una alta legitimidad.

La primera vía ni siquiera nos la planteamos. Así no operamos en el FA. La segunda implicaría convocar a las 7 Asambleas Provinciales y con sólo una de ellas que se manifieste en contra, la dirección nacional del FA se vería en la obligación de respetar esa decisión. Así se lo hemos hecho ver al PAC:

Las papeletas legislativas han sido definidas en proce-
sos de asambleas provinciales. ¿Con qué legitimidad
o legalidad podría desconocerse ese proceso?
“...En segundo lugar, y lo más importante, porque ya siete asambleas provinciales del Frente Amplio procedieron a la elección de sus candidaturas, de acuerdo a nuestros Estatutos. Esta es una decisión que no puede ya revertir algún otro organismo del partido como el Comité Ejecutivo o la Comisión Política, ni siquiera podría hacerlo la Asamblea Nacional cuya única potestad es ratificar las decisiones adoptadas en el nivel provincial. El único camino que nos quedaría es convocar las siete asambleas provinciales y solicitarles que anulen sus decisiones y autoricen al Comité Ejecutivo a una negociación como la propuesta. Aparte del evidente problema de tiempo para reunir esas siete asambleas provinciales, el hecho es que sí sólo una de las asambleas provinciales no acepta la solicitud, el acuerdo propuesto perdería cualquier viabilidad para el Frente Amplio.”

La pregunta que hay que hacerle al PAC es, ¿porqué provocaron esta respuesta del FA? Sabiendo como lo saben nuestra posición, igualmente “básica y necesaria”, ¿no es más una provocación a que respondiéramos como lo hicimos? No es pun problema de gula electoral. Es un problema de otra índole. Y efectivamente mal arrancaría una coalición en que los mecanismos de participación democráticos son borrados de un plumazo. Eso sí me parecería gula electoral.

Por otro lado, y este es un punto de vista permeado de subjetividad, ¿qué garantía habría de que las propuestas de otros partidos, en una lista única, tengan coherencia ideológica, partiendo del hecho de que es una coalición con una base común progresista? Porque las evidencias de la dispersión ideológica en las pasadas fracciones del PAC nos hacen dudar al respecto, sobre todo y recientemente, en discusiones como la Fertilización In Vitro o la Unión Civil de Personas del Mismo Sexo.

La cuestión programática no presenta problemas.

Esta idea es la que más han querido posicionar personas vinculadas a CV y el PAC. Pero para el FA si las presenta. En el documento de marras hay una serie de párrafos que a nuestro partido le causan dudas sobre la coherencia que tendría un eventual gobierno coaligado. Extraigo algunos:


“7. En materia de servicios públicos estratégicos (electricidad, telecomunicaciones, agua, salud, educación, transporte público, entre otros) debe prevalecer el acceso universal y solidario de la población, mediante estrategias que combinen la acción pública y privada.” (Acápite Gestión Pública, pág. 5”

8. Impulsar una política energética que establezca un equilibrio entre medio ambiente, necesidades energéticas y los derechos de los pueblos y comunidades. (…) Garantizar la satisfacción de la demanda y cobertura eléctrica universal con la participación de las empresas estatales y la acción complementaria del sector privado y municipal. “ (Acápite Gestión Pública, pág. 5)

No creemos posible apoyar ninguna iniciativa que a-
pueste por permitir que la propiedad privada pueda
brindar servicios públicos esenciales y estratégicos.
Contra ellos hemos luchado desde el Combo del ICE.
Estos dos párrafos nos ponen en un predicamento programático. Desde un inicio el FA ha planteado que la prestación de servicios públicos no puede ser abordada con una visión mercantilista. Al plantear el PAC como base de negociación la propiedad privada sobre los servicios públicos, se está llegando a esa visión, aunque sea por medios indirectos. No es de recibo.

Asimismo, hay una serie de temas ausentes, que nos preocupan seriamente. No hay siquiera una mención a la propiedad cooperativa como forma de socialización de la propiedad. Se le pasa al tema del libre comercio, como estrategia de desarrollo, con la sutileza del aleteo de una mariposa bebé. Tampoco hay menciones directas al problema de la tenencia de la tierra. De hecho, la respuesta que se les brindó fue clara al respecto:

Sobre la propuesta programática, consideramos que se debe ir más allá de los postulados generales para concretar orientaciones y políticas públicas comunes. Nos preguntamos si estamos en condiciones de establecer acuerdos básicos comunes en cuestiones como la concesión de obra pública o los contenidos de la reforma tributaria, solo para citar dos ejemplos. Con suficiente tiempo si creemos que hubiera sido posible llegar a acuerdos, pues la propuesta del PAC nos parece una buena base para la discusión.

No hay problemas de tiempo para negociar.

Sí los hay y serios. Ya el FA lo había advertido, sobre todo en momentos en los que no conocíamos planteamientos concretos y definiciones del PAC. Con total transparencia se lo señalamos a Olivier Pérez:

“Las señales recibidas desde el PAC fueron siempre contradictorias. Percibimos en algunos casos sinceras posiciones de caminar juntos, pero que no parecían tener el consenso o la fuerza suficiente al interior de la agrupación. Nuestra percepción durante mucho tiempo fue de la existencia de distintos poderes formales e informales en el PAC que les paralizaron e incluso permitieron el coqueteo con tendencias de partidos tradicionales como el PUSC o con el Movimiento Libertario. Incluso al día de hoy no encontramos en las declaraciones a los medios de comunicación de dirigencia y precandidaturas, una posición conjunta y uniforme, por lo menos en lo que se relaciona con el tema de la coalición, su carácter y fuerzas eventualmente integrantes.

Ese era el verdadero problema en todo este proceso. El PAC le dedicó más esfuerzo a tratar
El CDS era uno de los potenciales partidos coaligados,
al menos para el PAC. Sin embargo, ¿sería viable un
gobierno con un partido que tiene en sus filas a un Al-
berto Trejos?
de llegar a acuerdos con partidos políticos que, claramente, no se ubican en el llamado arco progresista. Incluso, aún en esta propuesta, incluyeron como un actor de la coalición al llamado Centro Demmocrático Social (CDS). El CDS es un desprendimiento del Partido Unidad Social Cristiana (PUSC), en el que participan personajes como Alberto Trejos, exministro de Comercio Exterior y uno de los principales negociadores del TLC con Estados Unidos; Lorena Vásquez, exdiputada del PUSC y férrea defensora de los proyectos del Combo del ICE y del mismo TLC. El CDS recibió el apoyo de Federico Malavassi, que después de su fallido intento de formar un partido neoliberal químicamente puro, como crítica a lo que considera una traición del Movimiento Libertario a esa ideología, se adhirió a este esfuerzo. De hecho, el documento lo menciona así:

“Se autoriza al Presidente del Partido Acción Ciudadana o en su defecto a la Secretaría para que bajo los acuerdos básicos necesarios establecidos en este documento proponga un pacto de coalición con los Partidos Políticos que hasta ahora han mostrado interés: Alianza Patriótica, Patria Nueva, Frente Amplio y Centro Democrático y Social. Para ello iniciará de inmediato las negociaciones.” (pág. 13)

Se rumora que el CDS fue excluido, lo que aún genera más dudas. La primera y fundamental, ¿porqué se incluyó?

A escasos 27 días que vencieran los plazos legales, el PAC salta con una propuesta que debe ser negociada. De hecho, el párrafo anterior, deja claro que la negociación sólo se debe dar “...bajo los acuerdos básicos necesarios establecidos en este documento...” El sábado 6 de julio se reúnen en las oficinas del PAC representantes de CV, PN y AP. Pero la lógica no parece ser el de discutir y negociar para llegar consensos, la lógica fue la de operativizar esos principios del PAC sin mayores discusiones.

Ahí está el problema. El PAC se retardó y pareciera que, como no logró otros acuerdos, apuestan por lo que parece ser en este momento “the only game in town”. ¿Cómo explican esta tardanza? Perece que Olivier Pérez se apropia para sí y su partido de la capacidad de reflexión:

“El presidente del PAC, Olivier Pérez, dijo que en esta etapa de conversaciones entre partidos, todos tienen una desconfianza natural, y que su agrupación tiende a ser más pensante o más lerda para tomar decisiones, porque quieren hacerlo bien.” [3]

Bueno, esa es precisamente una característica que también tiene el FA, o al menos busca tenerla, el poder tomar decisiones reflexionadas y analizadas adecuadamente y no a la carrera o presionados por otros actores. Así, si ahora ponemos reparos no es por mala fe o mala intención, es porque hasta ahora hay una propuesta concreta del PAC y por ello reclamamos ese mismo tiempo que ese partido se tomó. Y por cierto, lo hicieron mal.

El Frente Amplio se cerró a la coalición.

Eso no es cierto, aunque reconocemos que para febrero del 2014 será muy difícil llegar a un acuerdo firme y sólido, más que impuesto. Tan impuesto que hasta el nombre decidió el PAC (Coalición Ciudadana). Incluso se ha dejado abierta la posibilidad de llegar a entendimientos políticos que permitan ir construyendo confianzas y lazos que nos ayuden a avanzar, con los tiempos holgados y necesarios, hacia esa agrupación de fuerzas progresistas. En la respuesta al PAC se menciona:

“El Frente Amplio seguirá persistiendo en su propósito estratégico de avanzar hacia la constitución de esa coalición de fuerzas de izquierda, progresistas y patrióticas, capaz de desalojar a los neoliberales del gobierno y de ir construyendo al mismo tiempo la alternativa, otra hegemonía, que hará que otra Costa Rica sea posible. De no poder avanzar en este objetivo de cara a las elecciones de febrero de 2014, le proponemos al Partido Acción Ciudadana caminar en esa dirección con los siguientes objetivos de corto, mediano y largo plazo:-Propiciar acuerdos que permitan durante la campaña electoral que finaliza en febrero de 2014, un clima de entendimiento, amistad y no agresión entre las fuerzas políticas progresistas y antineoliberales, partiendo de que el adversario está en la otra acera y no entre nosotros.
-Coordinar esfuerzos entre las personas fiscales e integrantes de mesa de las fuerzas políticas progresistas y antineoliberales, para el control y vigilancia de las votaciones el día de los comicios, 2 de febrero de 2014.
-Iniciar procesos de diálogo a partir de marzo de 2014 que permitan avanzar en la articulación de las fuerzas políticas y sociales progresistas y antineoliberales, mediante procedimientos democráticos y participativos y la constitución de una coalición política.
-Auspiciar la formación en la Asamblea Legislativa a partir de mayo de 2014 de un bloque de diputadas y diputados progresistas y antineoliberales, que desde sus curules y desde las calles contribuya a fortalecer la articulación político social de las fuerzas alternativa
-Impulsar con renovado esfuerzo el surgimiento de una o varias coaliciones que accedan al poder local cantonal  en el proceso electoral de febrero de 2016, bajo principios programáticos comunes.
-Contribuir a superar, en la medida de nuestras posibilidades, la dispersión de los movimientos y organizaciones sociales del arco progresista, cuya contribución y participación en una articulación electoral es indispensable.
-Apoyar esfuerzos como el de la Coalición VIVA, dirigidos a darle voz y organicidad a la ciudadanía independiente, que no quiere pertenecer a ningún partido político pero si contribuir al surgimiento de una alternativa al neoliberalismo.”

Una apreciación personal, el Frente Amplio nunca contó.

Creo que el Frente Amplio estaba descartado desde un inicio en el escenario que imaginaron el PAC, CV, PN y AP. Su inclusión entre los partidos que podrían coaligarse simplemente respondía a la necesidad de buscar ese “otro” al que endigarle la causa de todos los males y desgracias que el destino depara. Un poco el discurso centrista: no tenemos a la izquierda ni a la derecha, sólo queda el centro (que por cierto, en un arco el centro es posición cero, o sea, la nada).

Me parece que ese 2 de julio, la puesta en escena no contemplaba al Frente Amplio, cuya respuesta a la Coalición Viva del mes anterior fue, de una u otra manera, interpretada como un portazo en vez de una llamada de atención a que la puerta se cerraba. Tanto así que, según me relatan, hasta hubo una cierta dosis de sorpresa al ver llegar la delegación.

Sólo así se explica la actual actitud del PAC, el silencio absoluto sobre nuestras observaciones. La carta que se le envía a Olivier Pérez cierra con este párrafo:

“Habiendo adoptado estas consideraciones el Comité Ejecutivo Nacional ampliado las someterá a conocimiento, discusión y resolución definitiva de la Comisión Política del Frente Amplio, convocada para el día sábado 13 de julio de 2013, y les expresa la voluntad de reunir a los Comités Ejecutivos de ambos partidos o las personas designadas para tales efectos, la próxima semana, con el fin de ampliar estos criterios de manera presencial y si ustedes lo tienen a bien.”

No hay en ese párrafo un no rotundo. Externamos preocupaciones y reservas pero aún así, como corresponde a un partido que toma decisiones colegiadas, nos comprometimos a llevar la cuestión a nuestra Comisión Política. Pero no ha habido respuesta [4].

Espero que estas apreciaciones faciliten a quienes leyeron este túnel llegar a sus propias conclusiones. Pero independientemente del desenlace, lo importante en todo esto es tener la madurez suficiente para que, si no hay acuerdos, no se cierren los canales de comunicación y colaboración. La lección es clara, una coalición real, más allá de lo legal electoral, pasa por un proceso de largo aliento y no se puede hacer, como dice nuestro pueblo, contra el cacho.

NOTAS


[2] Partido Acción Ciudadana. (2013). Acuerdos básicos necesarios para un pacto de coalición del PAC con otros partidos políticos. Dicho documento está en manos del autor, el cual se sentirá muy complacido de enviarlo a quien así se lo solicite.


[4] El 10 de julio se le dirige esta nota al PAC:

“A los compañeros y las compañeras del Partido Acción Ciudadana:
En nuestra calidad de Presidenta y Secretario General del Frente Amplio queremos expresarles nuestra preocupación por la ausencia de respuesta de parte del Comité Ejecutivo Nacional del PAC a nuestra carta del pasado viernes 5 de julio.
Nuestro Partido tiene convocada para el próximo sábado 13 a su Comisión Política, con el propósito de conocer un único punto: las posibilidades y condiciones para que pueda surgir una coalición progresista que participe en el proceso electoral que se avecina.
Esta convocatoria nuestra responde a la necesidad del Frente Amplio de consultar con los organismos partidarios, la posición que debe adoptar nuestro Partido ante un tema que consideramos crucial.
Contábamos con la respuesta de ustedes a nuestros planteamientos, pues sería un insumo central para la discusión del sábado.
Expresando de nuevo nuestra preocupación ante su silencio, les solicitaríamos fraternalmente su respuesta.

Patricia Mora Castellanos, Presidente del Partido Frente Amplio
Rodolfo Ulloa Bonilla, Secretario General del Partido Frente Amplio”


3 comentarios:

  1. Muy abundante en información. Paso paso refuerza mi convicción de que al PAC le ha hcho más bien que mal el claudicar de esa alianza con el FA que como todos sabemos es una lavada de cara de VP. El problema de la izquierda marxista radical es su incapacidad para adaptarse a realidades y modificar su visión transformadora. Como se menciona, para ellos, el "centro" es inexistente y lo que llaman Arco Progresista (o algo así) es cualquier tendencia o indefinición que se pueda sumar, magnetizar y manipular hacía su propia visión radical marxista.
    Aunque es digno de reconocer la habilidad heredada para hacer banderas de las corrientes legítimamente progresistas o de avanzada que se generan en la sociedad muchas veces de.forma espontánea o como resultado social lógico. La Fv, y los derechos de género y sexo son ejemplos. Estoy a favor de esos reclamos y de un Estado laico. Y no creo que esa posición se pueda atrincherar en banderas puesto que son conquistas y valores más allá de un tenor o color político.
    Sería además muy esclarecedor que definan desde su posición a qué llaman Neoliberalismo pues es una mochila de merolico donde se hechan muchas cosas, y que por arte de magia, de.solo mencionarla, se asocia con Lucifer y coloca calculadamente al emisor como el Salvador, cosa que sabemos que más que imposible, es pretenciosa.

    ResponderEliminar
  2. Aparte de todos los problemas que se apuntan en este artículo, el gran problema es la postulación de candidatos a diputados y su forma de elegirlos en Costa Rica, la cual es antidemocrática. Si yo pudiera dentro de una lista apoyar a la lista, pero a la vez a una persona en particular, Se asignaran primero el número de diputados al partido y luego dentro del partido o coalición a aquellos candidatos que tuvieron mas votos esto podría funcionar. Pero, para conveniencia de los que venden curules, esto no está así. Por tanto, con base en que se asignarían los puestos. Hipotéticamente yo podría considerar que me representa Patricia Mora, pero mi voto podría servir para a elegir a Alberto Trejos.
    En la primera coalición que recuerdo, (Trejos Fernández) esta designación se hizo con base en los votos obtenidos en la campaña anterior por los partidos Republicano y Unión Nacional, pero ahora cómo se haría?. Estaría de acuerdo el PAC en que se tome como base la votación más baja que ha sacado en sus tres campañas? Y qué se haría con los grupos o partidos que nunca ha participado en política? O con aquellos partidos que no sacaron diputados? Bueno, creo que hay muchos problemas que resolver y no es para resolverlos en dos semanas, cuando hubo más de tres años para ponerse de acuerdo.

    ResponderEliminar
  3. Con mucho afecto:
    Invitación a visitar mi blog y a comentar en la nueva entrada titulada
    "Club Magaly: nueva experiencia en traje de cineclub"
    (CLIC EN):

    http://lahuelladelojo.blogspot.com

    ResponderEliminar

Cualquier persona puede opinar. Sin embargo, como en algunos casos no aparece el nombre del usuario, se solicita que estos sean firmados para que cada quien acepte la responsabilidad de sus palabras.