lunes, 8 de enero de 2018

¿CUAL VOTO INFORMADO? LA FALACIA DE LOS DEBATES TELEVISIVOS

Entre el día de ayer y hoy, el Tribunal Supremo de Elecciones organiza el que creo será el único “debate” televisivo de esta campaña electoral. Ayer domingo 7 de enero participaron 7 candidatos: Mario Redondo, Oscar López, Edgardo Araya, Juan Diego Castro, Antonio Álvarez, Sergio Mena y Fabricio Alvarado.

De haberlo visto me quedaron una serie de impresiones que creo debo compartir, máxime que no dejan de ser para mí significativos. Asimismo, me permitió ver, oír y masticar cual es el mensaje que el TSE lanza a la ciudadanía, que no deja de ser también importante dada la altísima apatía con que se ha asumido esta campaña electoral.

LOS MENSAJES DEL TSE.

El TSE incluyó durante la transmisión del debate la totalidad de los anuncios televisivos, cuyos audios además pauta en radio, en los que se dirige a la ciudadanía. Tres de ellos versan sobre la importancia de informarse y votar inteligentemente y dos sobre la mecánica de la votación, uno de manera general y otro referente a las personas con discapacidad.

Sobre los de las mecánicas de votación poco hay que señalar. Es lo usual: presentarse ante los miembros de la junta receptora de votos, identificarse, recibir papeletas, dirigirse al recinto secreto, en un plazo máximo de 90 segundos marcar las papeletas para presidente y diputados(as), mostrar las firmas a los miembros de la junta, depositar en las urnas y firmar el padrón fotográfico. Si se trata de personas con discapacidad, se deja clara las ayudas y posibilidades que posee según sea la condición de cada persona (disminución visual o limitación de movimiento principalmente).

El TSE ha hecho una fuerte campaña pro-
moviendo lo que llama voto informado.
Sobre lo del voto informado, ahí sí hubo elementos llamativos. Desde hace semanas lo había notado, pero hasta ayer se me confirmó lo que observé. De los tres anuncios que se pautan por parte del TSE, los tres tienen como protagonistas a mujeres. Estas tres mujeres, además, son trabajadoras, dos ellas lo que ahora llaman “emprendedoras” y la otra una bombera, supongo que profesional y no voluntaria.

¿Por qué este perfil? He ahí la pregunta del millón. La verdad sea dicha, no tengo una respuesta dura y contundente y como decía el anuncio de un champú hace algunos años, eso sólo lo sabrá el TSE y su peinador… o en este caso sus mercadólogos y demás chamanes de la “comunicación política.”

Por eso sólo me queda aventurar unas conjeturas. La primera, es que se ha determinado mediante sesudos estudios que las mujeres que trabajan por cuenta propia son las que no votan de manera ni informada ni inteligente. Ojalá no sea esto, porque estaríamos diciendo entonces que parta el TSE las mujeres, en particular las mujeres emprendedoras votan con absoluto desconocimiento de lo que hacen, por lo que su voto, al no ser inteligente, sería un voto adjetivado con uno de los antónimos de inteligencia, que son varios y a cual más de ellos, duro: estulticia, estupidez, ignorancia, imbecilidad, incomprensión, inconsciencia, incultura, ineptitud, necedad, tontería y torpeza. Aunque esto cabe para cualquier persona que, al criterio del TSE, no vote de manera ”informada”.

La otra es que el TSE haya partido del supuesto que la figura femenina posee la suficiente legitimidad y ascendente sobre la sociedad en su conjunto y que sus llamados serán no sólo escuchados, también acatados y con ello se mejore la calidad de la participación. Ojalá fuera esto, pero me temo que no llegamos a ese nivel de empoderamiento femenino aún.

Caemos entonces en otro elemento que no queda nunca claro en esa campaña del TSE, ¿qué es un voto informado? Hagamos un ejercicio de lo que me gusta llamar el desgrane del término. Empecemos con la frase “voto informado”, informado como adjetivo que particulariza el hecho de votar, por tanto, es un voto que se ha particularizado desde que es producto de haber obtenido el sujeto que vota una cierta información. Entonces lo que deberíamos tener claro ahora es ¿qué se entiende por información? Según el diccionario de la lengua española, información posee 8 diferentes acepciones:

“1. f. Acción y efecto de informar.
2. f. Oficina donde se informa sobre algo.
3. f. Averiguación jurídica y legal de un hecho o delito.
4. f. Pruebas que se hacen de la calidad y circunstancias necesarias en una persona para un empleo u honor. U. m. en pl.
5. f. Comunicación o adquisición de conocimientos que permiten ampliar o precisar los que se poseen sobre una materia determinada.
6. f. Conocimientos comunicados o adquiridos mediante una información.
7. f. Biol. Propiedad intrínseca de ciertos biopolímeros, como los ácidos nucleicos, originada por la secuencia de las unidades componentes.
8. f. desus. Educación, instrucción.”1

La número 7 se refiere al uso en la Biología como disciplina y la 8 está en desuso (por suerte si se lee que se usaba como sinónimo de educación). De las 6 restantes, la que me parece sustantiva es la 5 que destaqué en negrita. Entonces, ampliemos el término: voto informado pasaría a ser: voto que se decide al adquirir conocimientos tales que permitieron ampliar o precisas los conocimientos poseídos de antemano o previamente”. Y aquí es donde la chancha torció el rabo.

Porque si realmente se busca que el voto sea informado, debería ser un voto que se tome sobre algunos temas en específico, considero que de interés para la persona, sobre la que posee un conocimiento previo y que, por consiguiente, le permitiría ampliar los mismos. Ello presupone no sólo el acceso previo a información, también una capacidad de análisis crítico de uno o varios temas.

El problema es que eso en Costa Rica es una mentira más grande que los “pollos sin huesos” que se hicieron famosos por supuestamente surtir de carne a una transnacional de comidas rápidas que rinde homenaje a un coronel confederado. Partamos de un caso concreto: el déficit fiscal. ¿Cuál ha sido el acceso que tiene la población en su conjunto a la información disponible? 99% lo hará a través de los medios de comunicación, y ya sabemos que estos no son precisamente una fuente ni neutral ni desinteresada. Habrá quienes se vayan a buscar los datos en otras fuentes, y exceptuando a quienes manejen la jerga y el conocimiento, sería como leer una novela en sánscrito clásico, absolutamente incomprensible.

¿AYUDAN LOS DEBATES?

En la lógica del TSE, entonces, el debate de ayer supuestamente debe contribuir a que las personas votantes se informen, en el sentido que hemos expuesto antes. Desgraciadamente, parece que esa bombeta se les cebó.2 Y el problema empezó con el formato del mismo.

Este problema de los formatos no fue exclusivo del TSE, es una constante en cada uno. Porque cada vez más se abandona por parte de las televisoras aquello de que dos o más personas efectúen una “discusión de opiniones contrapuestas” al decir del DRAE de lo que es un debate y se centren más en la forma. La televisión se demuestra más en su esencia de industria del espectáculo que en medio de información.

Ayer no fue la excepción. 1 minuto para responder preguntas como: ¿de qué manera pretende eliminar la pobreza? Bueno, en un minuto yo podría recitar una larga lista de enunciados sobre cómo hacerlo –y así fue- pero ello no me permitiría ni ampliar ni precisar lo que yo conozco sobre el tema. Y mucho menos escuchar una discusión entre quienes poseen ideas contrapuestas. En suma: si este fuera mi interés específico, probablemente con el “debate de ayer” terminaría votando de manera “no informada” y ello convertiría mi voto en un voto estúpido. Y aunque me considere un costarricense amante de mi país y mi pueblo, para el TSE habré sido un gran irresponsable con Costa Rica. Confieso que después de escribir esto no sé si devolver la cédula o exiliarme.

Estos “reality shows” sirven más para otras cosas menos dirigidas a lo racional y más a lo visceral. Para las(os) activistas de los partidos es un momento de autoafirmación, de reforzamiento de sus vínculos orgánicos. Es ver a MI candidato como la suma de todo lo deseable mientras que los OTROS son lo contrario absolutamente. Algo así como Superman y Bizarro.

Otro uso, cada vez más evidente, es el de los candidatos jugando una suerte de papel teatral. No en balde se habla de las puestas en escena políticas, cual obra teatral. Y ayer eso fue evidentísimo en los siete varones que allí se juntaron. Algunos queriendo transmitir una imagen de conocimiento profundo de los temas nacionales recitando las letanías de las cifras, otros tratando de ocultar su talante de pequeños dictadores en potencia, algún otro queriendo presentarse como el candidato de todos y apelando a quedar bien con dios y con el diablo, sin que faltaran el chabacano y el que a toda costa quería meterse a pelear con los matones del barrio para que lo consideren como uno de ellos, pero con poco éxito.
El otro uso fue lo que llamo los activadores ideológicos. Si alguien vio este debate con la intención sincera de decidirse por una opción, al menos de estas 7 y hoy de las 6 restantes, me temo que si toma una decisión será más por elementos de orden inconsciente que de orden consciente, más por rechazo a situaciones que le despiertan temor que por análisis fríos y racionales, más porque se activan mecanismos de sentido común implantados a través de los medios de control hegemónico que otra cosa. Por lo menos esta vez el tema del fantasma del chavismo no surgió, aunque yo que siendo de izquierdas me preocupa ya que esto podría ser más porque no ven a la izquierda como una amenaza que porque esta haya convencido a la derecha que mentía impunemente.

LOS TEMAS AUSENTES

Y para quienes tenían algún interés en los temas como relaciones internacionales, comercio exterior, seguridad alimentaria, protección del ambiente (i.e. recurso hídrico y energía), violencia contra la mujer, transporte público y deporte y recreación les tengo una mala noticia. Ayer no habrían podido informarse y tendrían dos opciones: o votar de manera estúpida (como no se informó su voto no será inteligente) o no votar. En ambos casos, Costa Rica sufrirá por su irresponsabilidad.

No fue culpa de los candidatos aclaro. Fue parte del formato impuesto que condicionó el fondo de las intervenciones. Y mucho responde a como se formularon las preguntas. Existieron al menos una planteada por una costarricense en el extranjero, otra seleccionada (vaya a saber con qué criterio) de las que se recopilaron por redes sociales y otras formuladas por FLACSO (de cuyo profesionalismo no tengo ni un ápice de duda) como resultado de grupos focales.

Esto último debería ser una campanada de alerta para los partidos: a la gente le parece importar un pito la seguridad alimentaria y más el problema de la inseguridad. Cosa extraña realmente si nos ponemos a pensar que la sensación de que esto es poco menos que el Chicago de Al Capone más responde al sensacionalismo de los medios de comunicación mientras que la seguridad alimentaria es un tema de mayor calado. Volvemos a lo mismo: ¿sirve de algo estos debates?

REFERENCIAS
2   2.  Este es un término popular que se usa(ba) cuando este topo no era viejo. Las bombetas, o petardos, a veces se les encendía la mecha y en vez de explotar solamente expulsaban humo, como un pequeño cohete. Por extensión, una actividad se ceba cuando las expectativas que se tienen no se cumplen.

2 comentarios:

  1. Hola Topo!! M estorba mucho su lectura de los comerciales del TSE para el voto informado. Me parecieron un buen esfuerzo, hecho con personajes creibles, q hablan de corrido (sin decir "ehh", mejor que muchos diputados), q comparten su experiencia de vida y la necesidad de involucrarse en el proceso electoral. Ni siquiera se me pasó x la cabeza notar q todas fueran mujeres, eran person@s, distint@s, tic@s. Creo q esa es la senda actual.
    No vi el debate, dudo ver el de hoy tampoco, pero comparto q el formato ya no funciona y l recomiendo uno más funcional, a pesar de sus muy limitados conductores, q es el de radio Columbia en la mañana, entrevistan de uno en uno, tratan temas de forma equilibrada y revisan propuestas de cada uno. Esa pareciera ser la forma más clara para informarse....x ahora.....

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias hija dilecta de Temuco por leer y sobre todo opinar sobre lo que opina el Viejo Topo. Sobre lo de la molestia no es mi intención provocar ese sentimiento, es tan sólo dos posibles lecturas, un poco de pH bajo lo reconozco. Y la tuya es valiosa porque aporta nuevos elementos. Sobre el formato estoy de acuerdo que ese es el mejor, y el TSE debería avanzar hacia hacer una reserva de franja televisiva para permitir que haya una sosegada y adecuada participación de todas las candidaturas.
      Ojalá y siga leyendo este blog. Personas críticas como Usted lo enaltecen.

      Eliminar

Cualquier persona puede opinar. Sin embargo, como en algunos casos no aparece el nombre del usuario, se solicita que estos sean firmados para que cada quien acepte la responsabilidad de sus palabras.

LAS RAZONES DE MI VOTO CONTRA FABRICIO ALVARADO

Muchas veces un enemigo superior implica apoyar opciones no necesariamente de nuestro agrado ni convicción. Votaré conta Fabricio Alva...